Blog

Arte con Papel

¿Qué querías ser de niño?

¿Qué querías ser de niño? Seguramente un piloto, un astronauta o una veterinaria, y así como tú, muchos niños sueñan con crecer y hacer lo que más les gusta en la vida y nosotros queremos ayudarte a que ellos puedan alcanzar sus sueños en este día del niño.

Además de ser divertido y un pasatiempo perfecto para el día del niño, el origami es un arte que no conoce de edades, así que sin importar si tienes 5, 10 o 50 años, te aseguramos que pasarás un rato increíble haciendo las figuras de papel más bonitas y divertidas, pero ¿qué otros beneficios tiene para los niños?

¡Muchos! Y es que este arte japonés además de incentivar a los más pequeños a lograr lo que se propongan, aumenta su creatividad, paciencia y ganas de ver un resultado final genial, es por eso que aquí te decimos los beneficios del origami en niños para que este día del niño, los motives a practicarlo:

  1. Ayuda a desarrollar su coordinación: El origami requiere de coordinación motora, buena observación y creatividad, lo que al hacerlo, estimulará sus músculos, nervios, y huesos.
  2. Estimula su concentración: Aunque parezca a veces complicado, el origami es simple atención para seguir los pasos correctos y lograr formar la figura de papel, así que los pequeños deberán poner mucha atención para lograrlo.
  3. Activación de la memoria: Al principio el niño debe seguir instrucciones y paso paso lograr hacer la figura, pero si es constante, con el tiempo logrará hacerlo de memoria.
  4. Desarrolla la paciencia: Recuerda que antes de correr hay que caminar y el origami enseña precisamente eso. Además, es necesario seguir paso a paso con cautela y tranquilidad para que el niño se dé cuenta por sí mismo que con paciencia podrá hacer figuras cada vez más bonitas.
  5. Satisfacción emocional: Al crear algo por sí mismo y con sus propias manos, el niño se sentirá muy feliz y emocionalmente apegado a la figurita que haya hecho.
  6. Fomenta la imaginación: No solo se pueden hacer figuras que ya estén previamente creadas, sino que el niño tendrá la libertad de crear sus propios diseños.
  7. Es relajante: Seguramente el día del niño lo dejará agotado en la escuela por tantas actividades y juegos, así que hacer origami después de un día largo, le ayudará a pasar un tiempo más tranquilo.
  8. Estimula el esfuerzo de trabajo: Para lograr algo hay que esforzarse. Lo mismo pasa con el origami, y es que si el niño se esfuerza, seguramente la figurita le va a quedar súper padre.
  9. Fomenta el aprendizaje: Ayuda a que los niños tengan más claros los conceptos de arriba, adentro, afuera, delante y detrás al momento de ir doblando el papel.

Así que ya sabes, para este día del niño fomenta el aprendizaje y actividades motoras de los más pequeños de la casa animándolos a hacer origami, en una de esas se vuelven unos súper expertos y terminan siendo grandes artistas.

Etiquetas: dia del niño, origami, papiroflexia, manualidades, manualidades para los niños